809-563-8783

loly1007@hotmail.com

Etiquetas, una carga muy pesada (artículo especial)

Etiquetas, una carga muy pesada (artículo especial)

En la medida en que vas madurando, la amistad se va convirtiendo en algo muy serio y complejo. Para ser amigos, se necesita madurez y carácter. La amistad es muy hermosa pero también  muy frágil; lo que la hace mucho más pesada, es la carga que contiene las etiquetas que se le ha puesto a la amistad ( o a los amigos).

Son títulos falsos y pesadas, que aplastan a los amigos, dejando un mal sabor de boca. Cada vez encontramos personas que prefieren no tener amigos, no creer en la amistad a causa de las exigencias de estas etiquetas o a causa de la decepción en esperar lo que en realidad no podemos garantizar!

Créanme, he luchado mucho con cargas como estas y he cargado a otros con las mismas. Es una materia inútil e ineficaz, aprendida en la escuela de ¨los demás¨, que va pasando de boca en boca unas reglas que hay que cumplir si o si, para ser certificado con el título (etiqueta) de ¨Un verdadero amigo¨.  Lo asumimos sin pensar, sin razonar, no sabiendo todo lo que esto puede provocar.

A esto me refiero:

Los amigos están etiquetados a ser incondicionales. Perdón, pero yo no puedo ser incondicional. Ser incondicional, solo se lo quiero dedicar a Dios; y créanme es muy difícil, pero estoy haciendo mi mayor esfuerzo!

Los amigos están etiquetados para siempre estar ahí, en las buenas y en las malas…. Noooo, no es verdad que podemos estar en cada situación de la vida de los demás, a veces hacemos creer eso y lo intentamos, pero la verdad es que solo Dios puede ´¨ estar ahí ¨ siempre. Él si puede!!

Los amigos están etiquetados con que nunca te fallarán.  Es mentira, si te fallarán, como tú también les fallarás a ellos; Pero por favor no concluyamos tan rápido que por esta causa  no son verdaderos amigos. El amigo fiel es Jesús y todo el mundo si debería tenerlo como amigo y salvador.

Los amigos están etiquetados con que ¨los verdaderos amigos se conocen, en los hospitales, en la cárcel y en la funeraria¨.  Es maravilloso que en esos momentos difíciles, las personas que más queremos estén con nosotros apoyándonos, pero la realidad es que somos humanos y no siempre podemos estar en esos momentos, y que mal que eso suceda, pero por eso no condenes a muerte a una amistad que bien puede aportar a la vida de ambos.  Hay tantas razones válidas por las que un amigo no puede estar, que es justo que ofrezcamos el beneficio de la duda antes de juzgarles. Quizás tienes uno que otro amigo que no es bueno para manejar duelo y dolor,  y por eso prefiere no estar y no te lo dice por miedo a decepcionarte. (Tómalo en cuenta).

Los amigos están etiquetados con que no solo te hacen reír, también te hacen llorar. Pero resulta que cuando se es franco y se quiere  hablar con integridad, no quedamos conformes y nos ofendemos. Entonces esa etiqueta en muchos casos es falsa por parte de quienes la demandan. Por igual, pienso que cuando nos ofendemos entre amigos debemos ser maduros para discernir como continuar con la amistad, a menos  que las ofensas rebosen el respeto y la lealtad (si es así, quizás es mejor perdonarse y quedar en paz.. y nada más!)

La verdad es que al parecer, muchos tenemos un concepto equivocado de la amistad y de cómo debe ser el ¨amig@ que yo necesito¨. Pienso que con el tipo de demandas que tenemos, el amigo que realmente necesitamos es a  Jesús,  pues  seguro, él puede cubrir cada demanda de nuestro corazón, y más. Sin embargo el mismo Jesús como amigo y salvador no se deja manipular por nuestras demandas rígidas y exigentes.

Con tantas etiquetas, ser amigo se hace difícil. Yo voto por una amistad libre de etiquetas, de demandas sofocantes y egoístas; mejor tengamos amistades cautivas del amor sincero de 1 Corintios 13, selladas con la integridad, el respeto, y la madurez de carácter.

Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser… 1 Corintios 13: 4 – 6

Si lo intentas con este criterio, pienso que bien vale la pena provocar una relación de amistad. Lo que no garantizo es que siempre estará ahí, que no te fallará, que será incondicional, y sabes qué?.. Tú tampoco podrás cumplir.  Habrá ocasiones que las cosas no saldrán bien, pero si son maduros y han decidido por el amor, la tolerancia y la bondad, sobrevivirán!…

El odio despierta rencillas; pero el amor cubrirá todas las faltas. Proverbios 10:12

Hoy celebro la amistad y todo lo que los amigos de mi niñez, adolescencia y juventud temprana me aportaron. Algunos de ellos ya no están, otros siguen ahí como luces intermitentes, que me sorprenden y me regalan de cuando en vez su grata compañía, otros han renovado y fortalecido el vínculo…  y otros están naciendo justo en esta etapa de mi vida en que probablemente estoy en mejor condición para ser amiga…

Sobre todo, tened entre vosotros un ferviente amor, porque el amor cubre  multitud de pecados.1 Pedro 4:8

Dios te bendiga, seguiremos hablando…