809-563-8783

loly1007@hotmail.com

La ayuda llegará… (2 segunda parte)

La ayuda llegará… (2 segunda parte)

Continuamos con la historia y relatos de la ayuda de Dios…

El mismo día que firmamos el contrato para la radioterapia, Francis me dijo que tenía mucha fe que recibiríamos más dinero antes de que se venciera el plazo. Eso me dio ánimo y esperanza, su fe me contagió

Cuando llegamos a la casa en la noche, mi madre nos pidió hablar con nosotros en la sala. Ella quería decirnos algo. Así que empezó a hablar y a decirnos  que su amiga de mucho tiempo  (esta amiga tiene a mi mamá y a nosotros en alta estima),  estaba orando y pidiendo al Señor por mi salud y Dios le dio la oportunidad de ser un instrumento muy especial para ayudarnos significativamente y así lo hizo.

Entonces mientras mi mamá termina de contar la historia, ella me extiende un sobre y me dice: ¨así que toma, eso te mandaron¨ Yo solo tomé el sobre, miré a Francis mi esposo. Estaban pasando por mi mente tantos sentimientos, quería reír y llorar al mismo tiempo.

Estaba atónita de saber que Dios estaba respondiendo tan rápido a nuestro acto de fe del día. Pero cuando vi al interior del sobre fue cuando mi corazón explotó de júbilo y gratitud. Tan solo con mirar rápidamente, sabía que en ese sobre había una buena cantidad de dinero. Lo conté y no podía creer lo que Dios nos estaba entregando en nuestras manos. La ayuda económica, sobrepasaba por mucho la parte restante del pago de la radioterapia.

Dios es maravilloso, poderoso y fiel. Él nos mostró su fidelidad, aunque no fue fácil, aunque tuvimos que esperar,  y aunque algunas puertas se cerraron, al final la ayuda llegó, nos respondió y  sobre todo Él se glorificó en gran manera.

Otra vez, no es por el dinero que cuento esta historia, es por sus maravillas y su poder. Es porque su Palabra se cumple cuando nos promete que ¨nada nos faltarᨠsi  Él  es nuestro pastor.  Es que las promesas de que el Señor nos suplirá según sus riquezas en gloria, se hacen realidad!

Es Dios, siendo fuerte, cuando somos débiles e incapaces.

Pero el Señor me ha dicho: «Mi amor es todo lo que necesitas; pues mi poder se muestra plenamente en la debilidad.» Así que prefiero gloriarme de ser débil, para que repose sobre mí el poder de Cristo. 2 Corintios 12:9

Después de completar el pago, nos quedó dinero para resolver algunas cosas. Dios fue tan maravilloso que poco tiempo después llego otra ayuda más. Una de las puertas que habíamos tocado nos respondió tardíamente (para fines de la radioterapia) y entonces teníamos más recursos para asumir los gastos de medicamentos y demás.

Recibí 25 radioterapias, concluidas con éxito, a pesar de que no fuera en el tiempo previsto, pero si en el tiempo de Dios.  Todo salió muy bien. Me pude recuperar y ya mi salud no estaba pendiendo de un hilo. Bueno, en realidad nunca lo estuvo. Dios estaba al control.

Ese año 2014, pudimos completar el tratamiento y continuar con lo que seguía. La ayuda fue tanta que pudimos ayudar a otras causas, y también ahorrar para lo próximo que venía.

El Todopoderoso será tu defensa, Y tendrás plata en abundancia. Porque entonces te deleitarás en el Omnipotente, Y alzarás a Dios tu rostro. Orarás a él, y él te oirá y tú pagaras tus votos. Job 22:25 al 27

No tuvimos que  vender a Jeepy Blue para cubrir el tratamiento, no pedimos prestado a nadie. Hoy, no tenemos fuertes sumas de dinero en cuentas de banco, pero no tenemos deuda financiera a causa del tratamiento, gracias a mi Señor. En todo el proceso no nos vimos en la necesidad de endeudarnos; Solo ese día que firmamos el contrato y que debíamos pagar en 13 días, pero Dios no nos permitió tener esa deuda ni una semana. El pagó todo, tuvo misericordia de nosotros; sin merecerlo, nos bendijo en gran manera… y el tiempo siguió corriendo y otras situaciones seguían pasando y  Su ayuda seguía llegando. Dios seguía haciendo muy bien lo que solo Él puede hacer: Milagros y Maravillas.

No te desanimes… la ayuda llegará, si confías plenamente en El; aunque el tiempo siga corriendo y los problemas se burlen de ti cada día, cree, la ayuda de Dios para tu vida llegará. Cada día, uno a la vez, preséntale tu necesidad al que Todo lo puede.

Busqué al SEÑOR, y Él me respondió, y me libró de todos mis temores. Salmo 34:4

A Dios sea toda la gloria, el honor y el poder, por todos los siglos, amén!

post el paga 2Gracias Señor, por las personas que pusiste, detrás de cada puerta que tocamos y de las diligencias que hicimos. Por aquellos que se unieron a nuestro esfuerzo, y también por los que oraron y esperaron junto a nosotros que tú llegarías con la ayuda. Gracias por cada uno de ellos, fueron parte especial de la ayuda!                                                                                                                                                              Pude ver a Cristo Jesús en la acción de cada de ellos!

color vive