809-563-8783

loly1007@hotmail.com

Estoy bien!

Estoy bien!

carta imagen5En Romanos capítulo 8 (vers. 24 y 25) aprendemos sobre la verdadera esperanza que debemos tener en nuestro Dios, dice: ¨Porque en esperanza hemos sido salvos, pero la esperanza que se ve no es esperanza, pues, ¿por qué esperar lo que uno ve?.  Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia  lo aguardamos.¨ Amén!

Hubiese sido más sencillo para mí, si el tema de salud que estaba atravesando tuviera una solución fácil. Hubiese sido más fácil así decirle a la gente,  que Dios estaba en control, y que todo saldría muy bien. Pero la verdad es que, aunque tenía buen pronóstico no dejaba de ser algo serio, largo y con algunas complicaciones. Aún así tener que decirle a la gente, que todo saldría bien, que todo estaba bien, que yo estaba bien, mientras  al mismo tiempo, les decía que tenía un diagnostico serio de salud, no era tan sencillo. Yo misma no veía el cuadro tan fácil; no lo veía, pero tenía esperanza.

Uno de esos momentos en que más desafiada me vi para proclamar esperanza mientras daba noticias difíciles, fue el momento cuando Francis y yo le comunicábamos a  toda la Iglesia mi situación de salud. Como Pastores fue uno de los días más difíciles de todo el proceso.

A mi esposo y pastor de la congregación le correspondió comunicar la información, así que él escribió estas palabras: En este momento Loly está siendo sometida a un proceso de quimioterapia… es hora de vivir lo que tanto hemos predicado y enseñado a la iglesia: Vivir por la Palabra de Dios. Activando La Palabra en nuestros corazones a través de la fe.”

Ese día justamente no pude ir a la iglesia (no me sentía bien por los efectos del tratamiento), pero tenía tanto interés en que recibieran aliento y esperanza que les escribí estas palabras a mí amada iglesia:

Hola iglesia!
Estoy bien… No estoy ahora con ustedes porque estoy un poco indispuesta propio del
Tratamiento que estoy llevando, pero mi corazón está con ustedes.
A propósito del proceso de salud en el que me encuentro quiero decirles como me siento:

Me siento bien, si, estoy bien, agradecida y bendecida por Dios. Sé que esta noticia
es difícil de asimilar al inicio, y que la tristeza es el primer sentimiento que llega, pero yo les pido que sólo sea por un momento, pues me ayudarán más si ustedes están bien, confiados y con fe en nuestro Dios;  Aquel que es quien dice ser y que es capaz de hacer lo que Él dice que puede hacer, este es un buen momento para creer a Dios!
Estoy segura que este proceso será de gran bendición para mi vida (eso ya lo estoy viviendo) también será de gran bendición para Francis y mi familia y también estoy segura que será de gran bendición y avance para ustedes “la iglesia”, mi amada iglesia, así que mi mayor petición (y de Francis también) es que estén más integrados en la iglesia y sobretodo en su relación con Dios.

Dios está listo para este viaje y este proceso… Yo también, ahora espero que ustedes se unan!! Todo saldrá muy bien. Y celebraremos todos, yo en primera fila ji ji  ji.

Por último, les dije que estoy bien y agradecida pues Dios está haciendo una obra maravillosa en mí, en medio de este proceso nos está sorprendiendo a todos inclusive a los médicos…gloria a Dios!! Y eso me ha dado mucha paz… Ya les contaré con detalles cada caso en el que Dios nos ha bendecido y nos ha dicho: Yo Tengo el control!!

Estoy muy bien, pues a causa de todo esto, Dios ahora está mucho más cerca de mi cuidando toda mi vida de forma especial, esto no solo lo he sentido, lo creo y El me lo ha manifestado y confirmado. Así que no tengo porque dudar que todo esto es para bien, Romanos 8:28 “y sabemos que a los que aman a Dios todas las cosas (inclusive ésta) nos ayudan a bien” 
Casa joven: este es el momento, ya llegó, ahora sí, vamos a creer y a vivir en fe, vamos a otro nivel de compromiso, de santidad, de devoción, de amor y unidad entre todos, eso es una gran dosis para mejorar mi corazón en este proceso (y para Francis).
Manténganse todos unidos orando no solo por mi proceso de salud, también por la iglesia y por todos ustedes, tengan mayor intimidad con Dios y que el Espíritu Santo les ministre y fortalezca. Dios les bendiga mucho!
PD: este es solo un momento ¨cuchi cuchi ¨ya pasará!!

Los amo mucho, y nos vemos pronto, un abrazo fuerte!!!
Su hermana y pastora,
Loly de Montás
Sábado 16 marzo 2013

La gente que no tiene esperanza, que no tiene fe en Dios, diría que fue una osadía, decires a un grupo de personas públicamente, que estaba bien, cuando lo que se veía era que estaba mal a causa de mi salud. Pero resulta que la gente de Dios, que tiene su mirada en Jesús y que tiene esperanza y fe en El, debe  ser valiente, para proclamar esperanza aún no vea un buen panorama. Proclamaba mi sanidad y también podía compartir la noticia, diciendo que estaba bien, porque  en realidad lo estaba, pues tenía esperanza y sabía que Dios lo haría. (Es más sabia que lo había hecho, sólo me tocaba atravesar el proceso).

La esperanza, la fe en Cristo, es tal cuando no vemos, pero aún así creemos y estamos convencidos de que Dios lo hará.

Creo que no tengo que decirles como fue la reacción de mi gente amada de la iglesia… fue difícil. Pero mi esperanza es y ha sido siempre que fueran alentados a creer que Dios obraría un milagro para todos.

Leer esta carta hoy es una victoria en Cristo, que proclama el poder de nuestro Dios, que invita a confiar y a experimentar la fidelidad de Dios, antes de que suceda, sin sentirla y sin aún verla, solo esperar y aguardar, porque de alguna forma vendrá. Dios lo hará.

¨Pues vivimos por lo que creemos y no por lo que vemos.¨ 2 Corintios 5:7 NTV

Esta es una invitación para todos los que necesitan esperanza y aún no ven… para que confíen en Dios, y entonces crean y tengan esperanza y paz.

Dedicado en especial  a mí amada Iglesia Casa Joven. Les amo en verdad!