809-563-8783

loly1007@hotmail.com

Viendo a un Dios Protector!

Viendo a un Dios Protector!

Los procesos cuando se  asumen acompañados de personas que Dios estratégicamente,  pone cerca de ti, sin duda producen bienestar y fortaleza. Yo les llamo: Mis compañeros del camino.

20160229_221010-2-1Kennia Rodríguez, es una joven mujer de nuestra Iglesia, es parte del staff ministerial y además es nuestra secretaria desde hace poco más de un año. Es una persona cercana a mí y a mi esposo. La hemos acompañado en procesos difíciles en su vida, pero en el 2013, le tocó a ella acompañarnos a nosotros. La forma en que asumió la noticia y el proceso, fue una de las maneras de Dios demostrarme su amor. Aquí les dejo con su experiencia al acompañarme a caminar un día a la vez; contada por ella misma.

Soy Kennia Rodríguez, miembro de la Iglesia Casa Cristiana Joven, mis pastores son Francis y Loly de Montas.

Para mi fue muy difícil saber del diagnóstico de nuestra pastora Loly. Me enteré un domingo después de la celebración de la iglesia; ella me llamó a la oficina pastoral porque tenía algo importante que decirme; yo realmente me imaginaba cualquier cosa menos que me diría que tenía Cáncer.

Que frustrante y doloroso fue para mí recibir la noticia.

Recuerdo que le dije a Loly que hubiera preferido esa enfermedad para mí y no para ella, porque no la merecía; en ese momento ella tuvo que consolarme por lo mal que me puse con esa noticia.

Yo cuestionaba tantas cosas en cuanto a su diagnóstico y hasta le pregunté a Dios con dolor, -Por qué a ella? Yo le decía que Loly no merecía algo así.

Realmente estuve triste y molesta.

Inmediatamente desde que llegué a mi casa busqué información en internet y pregunté acerca de su estado, y por supuesto, me puse en oración.

Yo sabía que ella era fuerte, pero no me había dado cuenta que tanto lo era hasta ese momento.

La veía siempre tan fuerte, tan confiada en Dios. Eso me daba aliento para seguir y creer en su sanidad.

Hubo momentos en que su salud se complicó mucho y me sentía asustada, entonces hice el esfuerzo de recordar las promesas que Dios había hecho para su futuro y eso me hacía sentir más tranquila.

Realmente Dios fue fiel en todo momento en su salud, con su familia y en lo económico.

En cuanto a mi, trataba de estar pendiente, preguntarle cómo se sentía y en que podía ayudarle, claro! Siempre tratando de no invadir su espacio.

Al estar tan cerca de mi pastora en ese proceso, pude ver a Dios cómo protector, como médico, como el Dios proveedor y como el Dios que cumple sus promesas.

Yo también he pasado procesos difíciles, confiar en Él fue  siempre la salida a todas mis situaciones.

Siempre que pongamos nuestras vidas en las manos de Dios Él actuará a nuestro favor y bendecirá también a los demás con nuestro testimonio. El de Loly ha sido de mucha bendición para para mí y para otras mujeres; y algunas ni siquiera la conocen pero saben que si Dios lo hizo con Ella; también hará grandes milagros con todos los que en él confían

¨Tu guardarás en completa paz, aquel cuyo pensamiento en ti persevera, porque en ti ha confiado.¨

Isaías 26:3

Bendiciones!

Kennia Rodríguez