809-563-8783

loly1007@hotmail.com

¿Qué expone el proceso acerca de ti?

¿Qué expone el proceso acerca de ti?

Qué expone el proceso acerca de ti?

Una de las virtudes que tienen los procesos es que exponen lo mejor y lo peor de ti.

La RAE define procesos como:  

  1. Acción de ir hacia delante.
  2. Transcurso del tiempo.
  3. Conjunto de las fases sucesivas de un fenómeno natural o de una operación artificial.

Otros diccionarios aportan definiciones similares, tales como:

1. Conjunto de fases sucesivas de un fenómeno o hecho complejo.

“proceso mental; el proceso de una enfermedad…”

2. Procesamiento o conjunto de operaciones a que se somete una cosa para elaborarla o transformarla.

Y nosotros sabemos que existen distintos tipos de procesos. De todos ellos, me refiero a aquellos que nos involucran muy particularmente. Incluimos esos que tienen que ver con la salud, conflictos familiares, asuntos legales, situaciones económicas difíciles o de cualquier otro tipo.

Esos procesos en que nuestra humanidad está metida de lleno o somos el centro de la vorágine; son precisamente los que exponen lo mejor y lo peor de nosotros. Obviamente; toda persona sometida a determinada presión constante de cualquier tipo; puede sufrir alteraciones, cambios bruscos que se manifiestan de distintas maneras.

Así que es muy probable que al pasar por esos procesos complejos del ser humano; se ponga de manifiesto algo tan vital para el ser humano, como su fe.

Como pastor, en mi propia vivencia o al acompañar a otros que están atravesando por momentos difíciles, debo siempre acudir a La Palabra de Dios. Es allí donde encontramos razones para afianzar nuestra fe y ayuda para el camino.

El apóstol Pedro escribió al respecto:

El oro, aunque perecedero, se acrisola al fuego. Así también la fe de ustedes, que vale mucho más que el oro, al ser acrisolada por las pruebas demostrará que es digna de aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo se revele.” 1 Pedro 1:7

Es mi oración y deseo que al pasar por esos procesos difíciles nuestra fe pueda ser digna de aprobación, gloria y honor para nuestro Señor Jesucristo.

Por Francis Montás20160127_213022